Aller en haut de page

Actualidades

PASTOR JEAN RADINE ENDJANDJI DE CENTROÁFRICA (01.01.2018)

Pastor Jean Radine Endjandji de Centroáfrica (01.01.2018).
Jean Radine Endjandji es mi nombre. Soy centroafricano, vivo en una ciudad situada al este a 385km de la capital (Bangui). Fui pastor de las iglesias Cooperación Evangélica. Fui un gran perseguidor del profeta Philippe KACOU durante dos años. Mi última publicación contra sus discípulos fue ésta: "Vosotros adeptas de KACOU, tened un nombre porque os comparan siempre a nosotros los cristianos, o sois kacouites, kacoutiers, kacouphilippiens u otros", todo esto en la ignorancia pensando que tengo la razón y aquel día recibí muchos "like" y estaba orgulloso. Pero un día, quería descargar la aplicación oficial del libro de Philippe KACOU con la intención de descubrir unas palabras para usarlas contra él al igual que solía hacer con el corán. Pero desgraciadamente, al leer los primeros capítulos, estaba muy enojado pero algo incitaba a seguir la lectura. Seguí leyendo y descubrí más verdades que en ninguna otra parte. Fue así como busqué la dirección del profeta, le pedí perdón, y abandoné mi carrera de pastor para empezar de cero con él. En realidad aquellos que siguen atacando a este profeta sólo están acumulando su pecado. Oíd primero a este profeta leyendo todos sus 128 capítulos antes de juzgar. En verdad os digo que todos aquellos que dejan el islam para una iglesia o aquellos que dejan una iglesia para el islam, sólo están cambiando de celda de prisión. Y a todos aquellos que endurecen su corazón para luchar contra el profeta y su Mensaje, como el profeta os digo que toméis la sangre de la serpiente que repta en la selva y vuestra propia sangre, haced la prueba de ADN y enseñadnos el resultado si no sois realmente hijos de la serpiente. Queridos amigos exhibirse en los medios no sirve para nada, para mí más vale la vergüenza aquí abajo y heredar el paraíso en vez de vanagloriarme para ir al infierno. El libro de Philippe KACOU es como una tierra pedregosa que a todos les cuesta cultivar. Pero aquellos que se esfuerzan por cultivar, a pesar de las rocas que hieren, descubren un yacimiento de oro, de diamante y toda clase de riquezas del subsuelo, se hacen ricos, más ricos de modo que aquellos que han elegido la tierra mullida vienen a mendigar junto a ellos. He hablado, espero los insultos de los hijos del diablo.
(Abajo, el primer culto el domingo 31 de diciembre con las primeras personas que me han seguido.)