KACOU 134 : CARTA A LOS JEFES DE ESTADO AFRICANOS Y SUS PUEBLOS

  • No disponible
  • No disponible

Carta del Profeta Kacou Philippe escrita el 27 de enero de 2019 a los jefes de Estado africanos.

1 Yo, el profeta Kacou Philippe, prisionero hasta el 20 de mayo de 2021 a causa del Evangelio de Cristo, estaba sentado solo en mi domicilio de Katadji el domingo 27 de enero de 2019 por la mañana, y recibí una revelación para los jefes de Estado africanos y sus pueblos para darles a saber su origen, su valor y la voluntad de Dios para su conducta en la tierra en virtud de la visión que recibí el 24 de abril de 1993. 

2 Señores presidentes, en el principio Adán conoció a su mujer Eva por la palabra de Satanás, y a causa de esto, Dios hirió la tierra con maldiciones y aparecieron los cardos y los espinos. Y hasta el fin del mundo, los cardos y los espinos brotarán por todas partes y las mujeres darán a luz con dolor según el decreto de Dios. 

3 En el principio, toda la tierra hablaba un mismo idioma, pero a causa de la torre de Babel, Dios confundió el idioma de los hombres y hubo muchos idiomas y con el paso de los años, otros idiomas aparecieron en la tierra y siempre será así hasta el fin del mundo.

4 En el principio, sólo existía la raza blanca en la tierra. Y la posteridad de Cam era blanca y vivían en Egipto y gobernaban el mundo. Cuando Abraham descendió a Egipto, todos los egipcios eran blancos, cuando José llegó a Egipto, todos los egipcios eran blancos. Abraham y Moisés y los judíos no conocieron a los negros. Hace 4000 años, no había raza negra en la tierra, pero fue Dios quien hirió a la posteridad de Cam en Egipto con una lepra negra a causa de la adoración de los dioses de Egipto. Y la lepra hirió a todo Egipto incluso a los faraones porque estaban en primer plano en la adoración de los dioses de Egipto. Fue eso lo que pasó. Y fue esta maldición la que puso fin a la adoración de los dioses de Egipto.  

5 Ustedes dicen«¿Hizo Dios esto?»¡Sí, señor! Es la verdad exacta. En la visión de 1993, una gran multitud se acercó y me dijo: «No vimos al Ángel y al Cordero, y no oímos las palabras que pronunció el Cordero, pero creemos enteramente». Fue un profeta como yo quien reveló cómo ocurrió la caída del hombre. Fue un profeta como yo quien reveló que el pecado original no era una manzana sino un acto sexual. Fue un profeta como yo quien reveló por qué hay muchos idiomas y etnias en la tierra. Y es un profeta como yo quien debe revelar por qué hay una raza negra en la tierra.    

6 El color negro de la piel del africano es una lepra. Fue Dios quien hirió a la posteridad de Cam con una lepra negra en Egipto. Y veía en la revelación que después de la maldición, huían los primeros blancos que veían a los negros, otros se desvanecían. Pero después de eso, Dios entregó a los negros a la esclavitud de los árabes que los capturaban y los castraban y por eso, los negros huyeron de Egipto y se dispersaron sobre la tierra. Es un decreto de Dios y eso los seguía dondequiera que iban. Todo africano negro es un esclavo escapado de Egipto y en fuga a través de la tierra. Es un decreto de Dios. Y a causa de la servidumbre, los negros escaparon de Egipto. 

7 Fueron los africanos negros quienes fundaron Egipto. Y cuando un jefe o un presidente africano no quiere dejar el poder, ustedes podrían encontrar el ADN del faraón Tutankamón, Ramsés o Akenatón en su sangre. Pero todos los egipcios actuales son árabes en la tierra de Egipto como los palestinos en la tierra de Israel. Anuar El Sadat, Gamal Abdel Nasser, Hosni Mubarak y Mohamed Salah son árabes, hijos de comerciantes de esclavos que vinieron a instalarse en Egipto, así como Yasser Arafat y Mahmoud Abbas son también árabes que vinieron a instalarse en Israel. Cuando José y María y Jesús llegaron a Egipto, no había más negros en Egipto. Es la verdad exacta. Pero antes de la maldición, los hijos de Cam hicieron las pirámides de Egipto y enseñaron la ciencia y la sabiduría a los griegos.

8 Después del diluvio, los hijos de Cam en Egipto eran los más grandes científicos sobre la tierra así como lo eran los hijos de Caín en Génesis 4. Moisés no reveló este misterio, pero es el Espíritu de Moisés quien debe revelarlo. Y les digo que el Espíritu de Moisés está aquí ahora mismo. Es la verdad exacta, y vi eso como en una película. Recuerden que estaba parado sobre una pirámide alta. Y es en Egipto donde se encuentran las pirámides. Y también, como en Mateo 17, las dos palomas habían venido a mí, sin embargo ambas palomas son Elías y Moisés. Y Moisés estaba en Egipto. Y Dios dijo en Isaías 19 y en muchos pasajes de la Biblia que vendría un tiempo en que Egipto convertido hoy en raza negra, sería su pueblo. Así, a esta raza destinada a la esclavitud, Dios ha enviado a Moisés con el fin de que toda la tierra sea alumbrada y salva por él.  

9 Y a causa del pecado, Dios destruyó muchas ciudades y naciones. Por el fuego, las guerras, las inundaciones y las pestes, Dios borró sus nombres de la tierra. ¿Pero por qué la lepra negra sobre Egipto? Fue así para cumplir la maldición de Cam. Por lo tanto, el fuego no descendió sobre Egipto como fue el caso de Sodoma y Gomorra, sino una lepra negra. Y a causa de los blancos que los capturaban y los castraban para esclavizarlos, huyeron de Egipto. Así, la morada del hombre negro ya no fue encontrada entre los hombres.

10 Y este escape, era Dios mismo quien expulsaba a los negros de Egipto. Y la morada del hombre negro era la selva con los animales y su memoria fue olvidada. Era errante aquí y allá. Y más tarde, en 622, el ejército de Mahoma comenzó a buscarlos en los bosques y entonces comenzó la trata más grande de negros hacia los países árabes. Y hasta 1964 durante 1400 años, el hombre negro era la mejor mercancía de los árabes, el diamante negro. Y los árabes musulmanes capturaron a más de cuarenta millones de negros con la ayuda de africanos negros como Samory Touré. Y fueron los colonizadores europeos quienes pusieron fin a esto y los árabes nunca perdonaron esto a Europa. Los negros capturados eran deportados a Egipto, castrados y enviados a los países árabes donde morían sin memoria, sin descendencia, sin historia en la servidumbre y en torturas y sufrimientos atroces. Exactamente como ellos capturaron a los migrantes negros en Libia en 2017. Y un negro llamado Bilal era uno de los esclavos negros de Mahoma, estaba castrado. Y fue Dios quien dio a los árabes este derecho sobre el hombre negro.

11 Ustedes africanos negros, todos ustedes eran blancos y los dueños del mundo como los Estados Unidos hoy. Y los judíos fueron esclavos en sus manos durante cuatrocientos treinta años. Pero fue a causa de la maldición que descendieron al África negra para ser los trabajadores de los blancos. Todo el oro, todos los diamantes, todo el petróleo y todo el uranio y todo el subsuelo y todas las tierras fértiles y los bosques de África y todo lo que está sobre el suelo africano no les pertenecen a ustedes, es la propiedad original del hombre blanco. Pero estas riquezas están en África para que ustedes los negros no necesiten ir a Asia o a  Europa o a América para explotarlas para sus dueños blancos. Y por eso Dios te dio la fuerza física. 

12 Y era el derecho del hombre blanco deportarles a América para trabajar en sus plantaciones de algodón y caña de azúcar. Noé dijo de ti: «Serás el esclavo de los esclavos de tus hermanos».Ante Dios, los presidentes Ouattara, Paul Biya, Muhammadu Buhari, Bongo, Mugabé, Kagamé, y Tshisekedi son subprefectos de los dueños blancos. En la voluntad de Dios, si elegimos un presidente en África, a los hombres blancos les corresponde validar nuestra elección y todo jefe africano recalcitrante y rebelde a esto debe ser transferido a la Corte Penal Internacional. 

13  Tú, hombre negro, es la maldición de Egipto la que ha cambiado tu apariencia, tu comportamiento, tu mentalidad, tus células y el color de tu piel para que actúes así. En Egipto, adorabas el cielo, el sol, la luna, las estrellas, y tu maldición fue tan grande que empezaste a adorar rocas, pedazos de madera, ríos, cadáveres y todo lo que encontrabas. Bebías sangre en cráneos humanos y tu corazón era la morada del mal.

14 Oh hombre negro, como los animales, no tenías ninguna historia. Plagas te diezmaban, animales te destrozaban... y el hombre blanco te descubrió desnudo en la selva con los animales. Como Dios, él te amó, te sacó de la selva. Te quitó las cortezas de la madera y las pieles de animales y te vistió. Te adoptó, te dio su nombre, te dio su nacionalidad, te civilizó y te enseñó a hablar su idioma, te curó y te dio una religión. Y en tu memoria, para que tú también tengas una historia, rodó la película Tarzán para ti, pero con un hombre blanco para que no te frustraras. Y a cambio, en tu ingratitud, quieres hacerte igual a él. 

15 Imitaste al hombre blanco. Te casaste con una mujer blanca pero no olvides el color de tu piel y de dónde te sacaron. El mono nunca será igual a su domador. Fueron ellos los que les trajeron las religiones, la escritura y muchas otras cosas. Lleven la túnica, hablen árabe, vayan de turismo cada año a La Meca, despigmenten su piel, cambien de nombre, disfrácense para imitar a los árabes como el congoleño Abdul Madjid, pero eso nunca hará de ustedes árabes. Uno no es árabe por unas prácticas, sino por la sangre. 

16 Oh África, si tus Estados hubieran permanecido en los territorios europeos de ultramar, tus hijos tendrían hoy muchos derechos en común con los europeos y no vivirías de la mendicidad, de las ayudas y las donaciones con deudas y para ir a Europa, tus hijos nunca serían migrantes clandestinos en el Mediterráneo. Todo esto es la consecuencia de tu rebelión, porque tu civilización por el hombre blanco no fue acabada.

17 Tú, hombre negro, que dices: «¡Mi desgracia es el hombre blanco!»,¿conocías el petróleo, el uranio y el coltán? Cuando los exploradores Livingstone, Vasco de Gama y Barthélemy Diaz pisaban tu suelo, ¿qué tenías como medicina, qué tenías como medio de transporte? Dios se acordó de ti y los exploradores te sacaron de la selva y comenzaste a ser domesticado, pero de repente, llegaste a ser más inteligente que tu adiestrador hasta el punto que hoy Dios habla a todos ustedes. Pero, ¿dónde estaba ese dios durante miles de años desde tu salida de Egipto cuando unos sangoma y nganga eran tus profetas ?

18 Tú africano, ¿qué moneda tenías que reemplazó el hombre blanco? ¿Qué medio de comunicación tenías? ¿Qué marca de teléfono tenías? ¿Qué armamentos tenías? ¿Necesitas un combate para dejar su internet, su coche, su teléfono y su moneda? Tú panafricanista, ¿lamentas que a causa del coche del hombre blanco, tus hermanos negros ya no te llevarán en una hamaca? ¿Lamentas que a causa del ventilador del hombre blanco, tus hermanos negros ya no te soplarán con abanicos? ¡Oh, negro, qué malvado eres! 

19 Devuélvanles sus religiones, sus lenguas, sus coches y vuelvan a sus bosques. Y cuando hablan de compensación a los europeos y a los estadounidenses por doce millones de esclavos que pasaron a ser más de cien millones en América, Haití y otros, ¿qué dicen de los más de cuarenta millones de esclavos negros que murieron castrados en los países árabes? Tomen un cachorro de león en el bosque, denle leche, chocolate, denle un nombre, críenlo como su hijo, pero un día si no les destroza, destrozará a su hijo. Así es de ti, hombre negro.

20 Pero tú, señor presidente, el color de tu piel le servirá de señal, y aunque en su bondad el hombre blanco haga que te sientes a su lado, no olvides que no eres su igual, y que el esclavo que es noble y sabio es el esclavo más sumiso y devoto de su amo. Sabe que, en primer lugar, fuiste alzado por encima de tus hermanos es por el interés del hombre blanco. No es una debilidad, es sabiduría. Y soy yo tu profeta quien te digo esto. 

21 Y tú, hombre negro, sabe que tus países son subprefecturas de Europa y que el hombre blanco es tu padre. Y tú que adoras las rocas y los ríos y los cadáveres, ¿no eres digno de ser hijo de un homosexual? El hombre blanco siempre será tu padre aunque se ha vuelto homosexual a causa de sus depresiones. 

22 Al ir hacia los chinos, eso será para ti otra deportación para servir un pueblo con el corazón y el idioma duros, porque naciste para ser bajo la maldición, e irás de sufrimiento en sufrimiento y de deportación en deportación. Los precios de sus materias primas agrícolas y mineras y tu moneda, al hombre blanco le corresponde fijar el valor, al hombre blanco le corresponde fijar el precio de tu labor. Y su ropa usada debe ser tu ropa nueva. Sus coches de ocasión deben ser tus coches nuevos. Y para tu Salvación, sus profetas muertos deben ser tus profetas vivos.

23 La trata negrera, la esclavitud y la colonización serán tu herencia de padre a hijo. Pedir la descolonización y la independencia fue tu primer pecado. Y lo que te ha traído la descolonización es esto lo que el regreso a África les ha traído a Liberia y Shashamane que debían quedarse en América para servir a sus dueños blancos. Ustedes hombres negros, antes de que supieran leer y escribir, Dios ya había dado la tierra de África al hombre blanco. Nunca debían hablar de independencia. Debían decir: «Dueños blancos, ¿qué pueden hacer por su bienestar y el nuestro?»y no habría guerras. Antes de que hubiera oposiciones en África, fueron ustedes los que se rebelaron al pedir la independencia a sus dueños. Hasta deberían rechazarla si el hombre blanco la propusiera a ustedes. 

24  Que todo aquel que me oye sepa que mis palabras están por encima de la Biblia, del Corán y de cualquier otro libro santo. Y cualquiera que te hable de Dios basándose en la Biblia o en el Corán es un mentiroso. Pero yo que les hablo, he establecido a unos portavoces según sus competencias para predicar y explicar mi Mensaje y si uno de ellos lo explica mal, estoy vivo para hacerle volver al camino recto. Pero después de mi muerte, cualquiera que se establezca para explicar lo que dije es un mentiroso. Nadie tiene el derecho de explicar lo que un profeta dijo cuando este profeta ya está muerto. Todos estos rabinos, imanes y pastores que ven son mentirosos y siervos de Satanás. 

25  Señorespresidentes, encuentren un tiempo de meditación y estén solos y piensen en Dios y en la vida después de la muerte. Nacieron solos, morirán solos e irán solos al juicio ante Dios. Saben que no son hombres especiales. Tienen pesadillas y unos demonios pueden inmovilizarlos en su sueño y aquellos que llaman sus pastores, imanes y profetas están también en la misma condición.

26 Señores presidentes, sepan que todas sus referencias que son De Gaulle, Houphouët Boigny, Sekou Touré, Nkrumah, Mobutu, Haïlé Selassié, Bongo y Nelson Mandela, están en el infierno con Adolf Hitler y Mussolini. Luchar toda su vida por una religión o por la política hasta la muerte, Dios nunca ha dado tal misión al hombre, es el hombre mismo quien se ha dado este trabajo inútil. En el juicio, Dios no les preguntará cómo han gobernado su país. 

27 Ustedes también Dios puede hablarles. No entreguen su Salvación en manos de hombres carnales como ustedes. Durante su estancia en la tierra, muchos reyes y presidentes como ustedes buscaron a Dios, amaron a Dios y caminaron con Dios como David y Salomón y Dios les hablaba. Y entre estos presidentes están George Washington y Abraham Lincoln. Los presidentes estadounidenses prestan su juramento sobre la Biblia de Abraham Lincoln. Abraham Lincoln caminó por la revelación. Lincoln tuvo sueños y visiones toda su vida. Y diez días antes de su muerte, había tenido un sueño... Dijo: Ante mí yacía un cadáver cuyo rostro estaba cubierto. A su alrededor había soldados apostados. Y había mucha gente, algunos de los cuales estaban llorando. Le pregunté a uno de los soldados: "¿Quién murió en la Casa Blanca?" Y él respondió: "Es el presidente Lincoln, fue asesinado”.

28  Pero ustedes, el dinero es su dios y están rodeados de gente llena de pecados que sólo respira por el dinero y han olvidado que nacieron solos y que un día vendrán solos al juicio ante Dios. Tienen a sus imanes, pastores y profetas, tienen a sus Jesús y sus iglesias y mezquitas, pero ustedes y todos aquellos, soy yo quien soy su profeta por el Creador. Y un día, yo seré su juez ante Dios y todos ustedes serán juzgados por mis palabras.

29 Un hijo de Dios es aquel que cree en el profeta vivo de su tiempo. Si mueres delante de Boko Haram o el Estado islámico por tu fe cristiana o musulmana, irás al infierno. Moriste siendo fiel a una ideología como en la política o el fútbol. ¿Es salvo un fariseo que muere por su fe judaica? ¿Es salvo un musulmán sunita matado por un salafista por su fe sunita?  Su falsa esperanza de la Salvación alivia su consciencia, pero irán al infierno. Dios nunca ha pedido a alguien que se convierta a una religión. Dios nunca ha enviado una religión sobre la tierra. Soy tu profeta quien te hablo. Si eres un hijo de Dios, buscarás al profeta vivo de tu tiempo y no una religión o un libro santo. 

30 Hubo un tiempo en que Moisés fue enviado a la tierra, y cuando murió, el diablo tomó las palabras de Moisés y de ellas hizo una religión llamada el judaísmo. Hubo un tiempo en que el Señor Jesucristo vino sobre la tierra y después de su partida, el diablo tomó sus palabras y de ellas hizo una religión llamada el cristianismo. Hubo un tiempo en que Mahoma vino sobre la tierra y después de su partida, el diablo tomó sus palabras y de ellas hizo una religión llamada el islam. Cuando Dios envía a un profeta sobre la tierra, después de la muerte de este profeta, el diablo toma las palabras de este profeta y hace de ellas una religión.  

31 Yo que te estoy hablando, no soy un adepto ni la continuidad de una religión. El Señor Jesucristo leyó en la Torá, y habló de Moisés y Abraham pero no era una continuidad del judaísmo. Y un profeta no puede ser la continuidad de una religión o de un profeta muerto. El 24 de abril de 1993, el Ángel y el Cordero que vinieron a hablar conmigo no eran cristianos, hindúes, budistas, musulmanes o judíos. Fui más bien yo el que fue a los cristianos. 

32 El 24 de abril de 1993, toda la tierra estaba en la oscuridad completa porque no había palabra de Dios o Espíritu Santo en la tierra. El Ángel me estaba mirando y en su mano derecha había una espada y en su mano izquierda tenía al Cordero. Todos ellos eran una nube blanca. Era toda la divinidad bajada del Cielo. Y el Cordero me habló en un idioma desconocido, similar al hebreo y al árabe. Y me uní con ellos sobre las aguas, en la eternidad, en la vida eterna. Y después de eso, ya no los vi, pero la tierra ya no se volvió negra a causa de mí. Y hoy esta luz hace que muchos africanos negros pretenden ser profetas mensajeros, únicas bocas de Dios sobre la tierra como yo. Y estos profetas africanos son las consecuencias de esta lepra negra sobre el Egipto.

33 Cualquiera que sea su religión, sepan que Dios es soberano para levantar a un profeta de cualquier país, religión o raza de la tierra para salvar a los escogidos. Hasta puede levantar a un blanco después de mí a causa de su soberanía, pero son las religiones las que son los mayores enemigos de Dios. Por ejemplo, José Smith el profeta de los mormones predicó que es a través de un profeta vivo que Dios habla a la tierra y no por la Biblia o las palabras de un profeta muerto. Sus discípulos dijeron que entendieron. José Smith era espiritual con visiones desde la edad de 14 años. Pero cuando José Smith murió en 1844 asesinado por una multitud de metodistas enojados, los mormones se concertaron y ellos mismos comenzaron a establecer profetas sobre ellos y ahora están en su 17º profeta y todos sus profetas son americanos y casi todos originarios de Salt Lake City. Aun en Israel, no todos los profetas provienen de una misma tribu. 

34   Cuando el papa muera, es un cardenal católico quien lo reemplazará, Dios debe mantenerse alejado, es un asunto entre ellos católicos. Cuando un dignatario musulmán muere, es un musulmán quien lo reemplaza, Dios debe mantenerse alejado, es un asunto entre ellos musulmanes. Cuando un dignatario de una iglesia muere, es un hombre de esta iglesia quien lo reemplaza, Dios debe mantenerse alejado, es un asunto de su iglesia. Un intruso no tiene su sitio allí, sin embargo la elección de Dios siempre ha sido un intruso. ¿Pero a qué paraíso irán con eso? ¿Hay un paraíso para los católicos? ¿Hay un paraíso para los judíos? ¿Hay un paraíso para los musulmanes? ¿Hay un paraíso para los cristianos? El hombre no consigue admitir que en materia de Dios, su gran inteligencia es una locura. 

35   Pero ustedes señores presidentes, ustedes son políticos, no entenderán lo que digo, pero créanlo simplemente. Yo que les estoy hablando, soy su profeta. Soy el profeta de sus naciones, y un día, a través de mi Evangelio, ustedes serán juzgados, ustedes y sus naciones, incluso todos los líderes religiosos de sus naciones. Todos estos religiosos y dirigentes religiosos que ven en Asia, Europa, América y África, serán juzgados por mi evangelio en el juicio final. 

36 Ali Khamenei, el guía supremo de Irán y todos los presidentes árabes y de Asia vendrán ante mí cada uno con su séquito y serán juzgados por mi Evangelio. Paul Biya de Camerún, Paul Kagamé de Ruanda, Joao Lourenço de Angola y todos los presidentes africanos vendrán ante mí con cada uno con su séquito y todos ellos serán juzgados por mi Evangelio. Donald Trump, Bolsonaro de Brasil y todos los presidentes de América del Norte y del Sur, todos ellos vendrán ante mí y serán juzgados por mi Evangelio. Angela Merkel y Emmanuel Macron y la reina de Inglaterra y sus séquitos vendrán ante mí y juzgaré a todos ellos. Los dirigentes de la ONU, la Unión Europea, la Unión Africana y todas las instituciones políticas, financieras y otras vendrán a mí con sus séquitos y juzgaré a todos ellos. Todos los profesores, investigadores y estudiantes vendrán ante mí y juzgaré a todos ellos. Pelé y Maradona y Ronaldo y Messi y todos los futbolistas y sus hinchas vendrán ante mí y juzgaré a todos ellos. 

 37  Señores presidentes, Daniel oyó palabras en un idioma desconocido y le fue dicho que los misterios contenidos en este idioma desconocido se revelarían a finales de los tiempos. En 1963, William Branham vio tres grandes misterios y dijo que el tercer misterio estaba en un idioma desconocido. Murió y una pirámide fue levantada sobre su tumba. Y en 1993, el Cordero me habló en un idioma desconocido y la multitud viniendo de todas las razas de la tierra me dijo: «No vimos al Ángel y al Cordero, no oímos las palabras que pronunció el Cordero, pero creemos enteramente».

38  Y en «creemos enteramente»está el hecho de que la piel negra de los africanos es una lepra sobre la posteridad de Cam en Egipto a causa de la adoración de los dioses de Egipto. Si los judíos apedrearon y mataron a todos los profetas hasta crucificar al Mesías, no eres tú, un africano negro o un hombre de las naciones, quien entenderá lo que digo y creerá en mí. Hasta el día de hoy, los judíos creen que el Señor Jesucristo no es el Mesías porque Dios los cegó de acuerdo con Romanos 11. Y si ustedes tampoco entienden que yo, Kacou Philippe, soy el único profeta hoy por quien deben ser salvos, sepan que están en la misma ceguera.

39 Como en el tiempo de Noé, ustedes dicen«¿Por qué dices que eres el único verdadero profeta?» y sin embargo, es esto lo que soy. Ustedes y todos los habitantes de la tierra que han vivido en mi tiempo están bajo mi jurisdicción. Un día, en el juicio final ante Dios, todos los habitantes de la tierra que vivieron en mi tiempo serán juzgados por mi Mensaje. 

40 Un día, después de esta vida sobre la tierra, ustedes y sus imanes y pastores y rabinos y profetas, vendrán a mí y les juzgaré según lo que les he dicho sobre la tierra. Moisés no es su profeta, Isaías no es su profeta, Jesús de Nazaret no es su profeta. Mahoma que murió en 632 no es su profeta. No pueden ser sus profetas al igual que Abraham Lincoln que murió en 1865 no puede ser hoy el presidente de un estadounidense. Su único profeta hoy, soy yo como Noé fue el único profeta de su tiempo. Mi misión no es que creen en mí obligatoriamente, sino que oigan que Kacou Philippe es su profeta. 

41 Todos ustedes que han vivido en mi tiempo, he venido con la luz de Dios para la Salvación de mi generación. El 24 de abril de 1993, el Ángel y el Cordero vinieron de la Eternidad para esta misión. Los vi como una estrella en el cielo y cuando bajaron, era un ángel y un cordero y al fin de la visión, no los vi subir de nuevo al cielo. Están sobre la tierra y estarán sobre la tierra hasta mi muerte. Aparecieron como dos personas, pero son la misma persona. Son la plenitud de la vida eterna para nuestro tiempo. Son un tipo perfecto de este Mensaje y un día, esta plenitud de la columna de fuego dividirá en pequeñas partes como lenguas de fuego y vendrá en todos aquellos que creen este Mensaje. 

42 En la gran visión, cuando mi cuerpo estaba acostado sobre la arena del mar y estaba levantado sobre las aguas con el Ángel y el Cordero, tenía otro cuerpo, mientras que en el éxtasis a veinte metros por encima de la tierra, no tenía cuerpo. La palabra del Cordero que había entrado en mí me había dado el poder de revestir el cuerpo celestial para estar con Dios sobre las aguas en la eternidad después de mi muerte. El cuerpo celestial que tenía el Señor Jesucristo en Juan 20:17 después de su resurrección. Y todos aquellos que creen este Mensaje, Dios les dio este mismo poder. La Salvación nunca ha sido tan real.

43 El hecho de que usted cree en este Mensaje será su señal justificativa para recibir este sello de la vida eterna. Lo que estoy diciendo es la verdad absoluta de Dios que recibí por la comisión del Ángel del 24 de abril de 1993 que es el Ángel de Jehová del Antiguo Testamento. La palabra de Dios hoy, es únicamente lo que yo, el profeta Kacou Philippe, estoy diciendo. 

44 La palabra de Dios para tu Salvación no es la pura verdad basada en la Biblia o en el Corán, sino lo que dice el profeta vivo de tu tiempo. En materia de Salvación, es un profeta, un hombre guiado por un ángel y capaz de ver visiones a plena luz del día con los ojos abiertos, quien debe hablar. Y todos deben callarse y escucharle. Y que aquél de ustedes que puede entender, entienda.

 

  • Descargar el fichero PDF

    Version PDF
  • Descargar el fichero áudio

    No disponible
  • Escuchar

    No disponible
  • Compartir este capítulo