KACOU 93 : LA FE DE LOS SANTOS

(Predicado el jueves, 14 de enero de 2010 por la noche en Anyama cerca de Abiyán – Costa de Marfil)

 Para el desarrollo del culto, estaría bien que la fase de las oraciones fuera puntuada de lecturas de pasajes del Mensaje y de cantos de recogimiento entre los temas de oración. ¡El conjunto en una armonía perfecta! ¡Estaría muy bien así!

2 ¡Bien! Ahora, cuando un pastor invite a un predicador en su congregación, aunque este predicador forme parte de los cuatro apóstoles, si hay una confusión en las declaraciones de este predicador, como ovejero, el pastor está obligado a ir al púlpito en el acto para aclarar y rectificar este punto y el predicador no tiene derecho de réplica sino junto a los cuatro apóstoles que el Espíritu Santo y yo hemos establecido. Y uno de los cuatro apóstoles dará cuenta a yo mismo y a la congregación. [La congregación dice: ¡Amén!—Ed].  

¡Bien! Tengo una sola pregunta para esta noche... Hermano Philippe, ¿los Pastores serán juzgados también? ¡Por supuesto, los Pastores y Predicadores serán juzgados según lo que habrán predicado! ¡Si su Pastor les dice que pueden vivir como quieren con tal que crean cada punto del Mensaje y que pueden utilizar la biblia Louis Segond teniendo cuidado con los errores señalados en este Libro y que andan en este espíritu entonces están equivocados! Si él está allí, vestido como el Profeta... ¿Ven?

 Cuando fue dicho a Ocozías que este Profeta se vestía de tal manera, Ocozías dijo: «¡Éste es Elías Tisbita!». No dijo que era tal o cual Profeta de las naciones o Discípulo de Elías pero dijo: «¡Éste es Elías, el Tisbita!». ¡Porque así era como lo había hecho la Nube que coloca las cosas! ¿Ven? ¡La solución no es desplazarse de una congregación a otra sino estar en el Espíritu del Mensaje! ¡No pienso que al Tiempo de Elías, vestir como Elías era una moda! Todos se vestían de chaqueta americana con tirantas. No había una manera particular de vestirse. Y si alguien se vestía así, eso estaba en orden. 

5 Cuando esta congregación de Anyama venía aquí al Clamor de medianoche, no hay un solo Hermano que no se vestía de chaqueta los domingos por la mañana pero una vez aquí en el Clamor de Medianoche, la imitación los quitó eso. ¡Y es el caso de la mayoría de los Hermanos! La primera vez que el Hermano Coulibaly venía para oírme, él estaba en chaqueta. ¡Pero ahora, se viste como el Profeta! ¡O es la imitación o él tiene una nueva revelación! [La congregación dice: ¡Amén!—Ed]. Mas pueden vestirse unas raras veces como el Profeta y conservar su identidad. Pero cuando las pieles de animales acaban por ser su vestido desde su encuentro con Elías, ahí es donde está el problema.

6 Ahora, paso a mi tema: la fe de los santos. Se debe quitar el cargo a todo pastor que no enseñe la fe profética. [La congregación dice: ¡Amén!—Ed].

7 Ahora, voy a leer Ezequiel 1... Bien: «Y miré, y he aquí un viento tempestuoso venía del norte, una gran Nube, y un Fuego envolvente; y en derredor suyo un resplandor, y en medio de él, en medio del Fuego, brillaba una cosa que parecía como del bronce refulgente; y en medio de ella, la figura de cuatro Animales. Y éste era su aspecto: tenían ellos semejanza de Hombre. Y cada uno de ellos tenía cuatro caras, y cada uno tenía cuatro alas. Y sus pies eran rectos, y la planta de sus pies como la planta de pie de Becerro; y centelleaban a manera de bronce bruñido. Y debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de Hombre; y los cuatro tenían sus caras y sus alas;... sus alas se juntaban una a la otra; no se volvían cuando iban: cada uno iba derecho hacia adelante. Y cada uno iba derecho hacia adelante: adondequiera que iba el Espíritu, iban ellos; y cuando andaban, no se volvían». ¡Amén! 

8 Recientemente, oí a un branhamista predicar sobre este pasaje. Él decía: «...Mi hermano, la Biblia dice que cuando los cuatro iban, cada uno iba recto delante de él, no se volvía uno hacia otro... ¡Mi hermano, mi hermana, si estás en la iglesia! ¡No pongas atención a los defectos de tu hermano! ¡Mi hermana, no codicies los zapatos de tu hermana! ¡Mira delante de ti!». ¿Ven? Así era como este branhamista entendía Ezequiel capítulo 1.   

9 Ahora escuchad lo que dice el profeta de su tiempo: El León, el Becerro, el Hombre y el Águila son cuatro Animales diferentes sin embargo es un mismo Animal con cuatro aspectos y cada Animal anda en la perfección. ¡Tienen el mismo espíritu pero cada uno de los cuatro Animales se reproducirá según su especie! ¡De donde los Frutos del Espíritu en tal período serán diferentes de los Frutos de tal otro período! La Fe de tal Edad no es la de la otra Edad. ¡Los Frutos del Espíritu en tal Edad serán diferentes de los Frutos del Espíritu de tal otra Edad! Y el pecado de tal Edad no es la de tal otra Edad. [La congregación dice: ¡Amén!—Ed]. 

10 ¡Cuando Juan el Bautista estaba predicando, era la Fe Perfecta la que había sido transmitida a los Santos una vez por todas con vistas al Rapto! ¡Estaba acabado! Pero el Señor Jesucristo y los apóstoles vinieron después de Juan el Bautista. ¡Y después del Señor Jesucristo y los apóstoles, Pablo vino! ¡Y cuando Pablo estaba predicando, era la Fe Perfecta con vistas al Rapto! ¡Y en I Tesalonicenses 4:15-18, Pablo dice que está acabado! ¡Está sellado! Pero cuando aparecía otro mensajero, este mensajero venía como si fuera en su Tiempo cuando la Fe del Rapto debía ser transmitida a los Santos de una vez por todas. Cuando Juan el Bautista estaba predicando, bautizando para arrepentimiento, si alguien estaba allí diciendo que su bautismo era falso y que el bautismo debía ser para perdón de los pecados, da igual lo elocuente que era ese hombre y cuán clara era su explicación, era el diablo quien lo inspiraba. [La congregación dice: ¡Amén!—Ed]. 

11  ¡Y en el siglo XV, cuando Martín Lutero predicaba su Mensaje de Justificación por la Fe y bautizaba por aspersión en Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, si alguien estuviera allí diciendo que eso era incorrecto y que el Bautismo debería ser administrado en Nombre del Señor Jesucristo por inmersión, para Perdón de los pecados, da igual cuán clara era su explicación basada en Hechos 2:38, era el diablo quien lo inspiraba! Y no deben pararse sobre el camino de tal hombre. ¡Aunque llamas de fuego aparecieran por encima de su cabeza y que la unción lo balanceara hacia adelante y hacia atrás, es el diablo! [La congregación dice: ¡Amén!—Ed]. Poco importa cuántos muertos resucitaba, cuántos milagros se realizaban por sus manos, era el diablo de un lado a otro. Es lo mismo con estos dirigentes evangélicos hoy. En cuanto su predicación no es el eco del profeta vivo de su generación, es el diablo quien los inspira y sus milagros son milagros de seducción. [La congregación dice: ¡Amén!—Ed]. Ahora consideremos Ezequiel 1. En la época del Becerro, habrá un rastro del León, del Hombre y del Águila para indicar que los cuatro son uno. ¡Amén!

12  ¡Aparte de eso, todo, incluso los Yehshwah-ha'mahshyah y todo el resto, son esmaltes de uñas y barras de labios de Satanás! Y hay ahora dieciséis

 maneras de escribir este nombre ahora bien si fuera por un Profeta, sería una sola manera en todo el mundo. ¿Ven? 

13 ¡Pablo no anduvo en la Luz y la Fe de Juan el Bautista! ¡Colombo no anduvo en la Luz de Ireneo! ¡Martín Lutero no anduvo en la Luz de San Martín de Tours! ¡Juan Wesley no anduvo en la Luz de Martín Lutero! ¡William Branham no anduvo en la Fe metodista y es evidente que yo no ando en la Fe apostólica de William Branham! [La congregación dice: ¡Amén!—Ed]. 

14  Ahora, hablando de los Profetas, Dios concedió Gracias a Sus Profetas. Por ejemplo, Dios dice: ¡Me revelo en enigmas a Mis Siervos los Profetas pero no es así de mi siervo Moisés, con quien hablo boca a boca! ¿Ven? Concede Gracia a quien Él quiere.

15  Y William Branham podía decir: ¡El que viene después de mí, con quien este Círculo de Luz estaba hablando por encima de mí, es más grande que yo! Vio la Restitución de la Piedra Culminante a la Pirámide. La Piedra Culminante que es la Constelación del Ángel, el Cordero y Elías en la Visión del 24 de abril de 1993. ¿Ven? Es todo esto lo que genera confusión en el espíritu de Juan sobre la isla de Patmos. ¡Sobre todo cuando este mensajero dice que el Ángel del 24 de abril de 1993 tenía su semejanza! ¡Entonces Juan quiere adorarle, ve que éste es el Señor Jesucristo bajo otra forma! Pero él dice a Juan: «No hagas eso; yo soy consiervo tuyo y de tus Hermanos que tienen el Testimonio de Jesús: rinde homenaje a Dios, porque el Espíritu de Profecía es el Testimonio de Jesús». ¡Y tú Juan no se lo digas a nadie! ¿Ven? Si soy yo verdaderamente, no sé pero una cosa es cierta: El Dios Todopoderoso levantará a un Africano para cumplir esta Gloriosa Misión sobre la tierra. [La congregación dice: ¡Amén!—Ed].   

16  ¡Bien! Ya que hablo de la Fe de los Santos, quisiera mostrar que la Fe apostólica y la fe Profética son dos cosas diferentes. La Fe apostólica, la Fe de los Apóstoles, está identificada claramente en la Biblia. ¡Fue esta Fe la que influyó sobre todo el período de los Apóstoles! Si en la resurrección, al amanecer del tercer día, María Magdalena dijera: «Señor, no necesito tocarte, yo creo». ¡Entonces había algo que pasaba mal! Pero ella quería tocarle y el Señor Jesucristo le dijo: «¡No me toques!» ¿Qué es? ¡Es la fe apostólica! La fe que ve antes de creer, la fe que toca antes de creer, y esto es la fe pentecostal y branhamista. Y les puedo decir que entre los apóstoles del Señor Jesucristo, el apóstol el más espiritual era el apóstol Tomás. [La congregación dice: ¡Amén!—Ed].

 17  ¡Y como lo dice Marcos 16, cuando resucitó el Señor, si todos los Apóstoles lo hubieran creído al instante, entonces había algo que pasaba mal! ¿Ven? ¡Ninguno de los Apóstoles es espiritual más que Tomás, ni aun el apóstol Juan, el apóstol que Jesucristo amaba, y que escribió el Apocalipsis! ¡Se acuerdan de lo que dijo Juan en I Juan 1:1-3 en nombre de todos los Apóstoles! Tomás es el símbolo de la Fe apostólica, éste es el gran Sacerdote del Apostolado y el Padre de los branhamistas. [La congregación dice: ¡Amén!—Ed]. ¡Era la Fe común en el Tiempo de los Apóstoles y en aquel Tiempo, los Bereanos fueron felicitados! En la Fe apostólica, ellos pueden cantar: « ¡Mi Dios más cerca de Ti!... ¡Aceptar sin comprender!». ¡Cantaban eso pero comparaban y verificaban los versículos antes de aceptar! ¡Y a pesar de eso, ellos eran las Vírgenes más espirituales de su tiempo! Pero hoy la Fe de los Bereanos es del diablo porque estamos en la Edad del Águila. [Ed: La congregación dice: ¡Amén!]. [Kc.59v13]

18  Y resulta que aquí, centenas de personas están creyendo, y creerán por todas partes en el mundo entero porque Dios les dio esta Fe Profética como un Don antes de la Fundación del mundo. Fuimos de la misma familia antes de la Fundación del mundo, por eso tenemos la misma Fe. Mis verdaderos parientes, son los que creen en el Mensaje. Y si un hijo me ama, sólo tendrá a ustedes por parientes. ¡Antes de la Fundación del mundo, estábamos juntos! [La congregación dice: ¡Amén!—Ed]. ¡Los parientes carnales y los amigos, nunca más volveremos a verlos pero en cuanto a la Iglesia, a Finales de los Días, donde estaré, Ella estará allí también! [La congregación dice: ¡Amén!—Ed]  ¡Los que me conocen mejor y los que me aman están aquí, en el Clamor de Medianoche! Hermanos y Hermanas, de ustedes es de quienes mis verdaderos hijos deben recibir directivas... Porque son ustedes quienes me aman y son ustedes a quienes amo. ¡Alguien no puede amarme sin amar la Palabra que predico! ¡Y el que puede entender entienda! 

 

Capítulo similar: Kc.84